La hora de la venganza de acerca, y tristemente el mundo se tiñe de gris, trayendo consigo un delicioso aroma para los que los días y las noches se hacen eternas. El mismo gris de los cielos de Forks y el rojo que mancha sus tierras.
 
ÍndiceRising SunCalendarioFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Dream Lover [E & B fanfiction]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Sasha Zimmerman

avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 1388
Edad : 29
Localización : Seattle, WA
Reputación : 3
Puntos de Experiencia : 943
Fecha de inscripción : 22/01/2009

Hoja de Personaje
Raza: Humano
Clan/Manada:
Salud:
7/7  (7/7)

MensajeTema: Dream Lover [E & B fanfiction]   Mar Abr 14, 2009 7:36 pm

Woolah! Esto es un Fan Fiction de Crepúsculo. Es una cosa loca que se me ocurrió xD y aunque creo tener buenas ideas para seguirlo, no les prometo actualizaciones muy seguidas. ¿Por qué? Porque tengo colegio ¬¬ papás ¬¬ y otras cosas que me quitan tiempo de escritura. El primer capítulo quedó largo, así que lo dividí en dos partes, ahora les dejo la primera. Jujuj... Bueno, cualquier comentario (si les gustó o no, si apesto como escritora o les gusta mi estilo, lo que sea) díganmelo que realmente lo aprecio.

No siendo más...


----------
Dream Lover
Capítulo 1: Slow Down
“You kiss me like an overdramatic actor, who’s starving for work with one last chance to make it happen”

•Narra Bella.
Era más que obvio lo que sucedía. Todo lo que Tyler había visto en mí era un preciado trofeo por los chicos de la escuela. Jamás había entendido eso último, teniendo en cuenta que la escuela estaba plagada de chicas mucho más guapas que yo… Al parecer a los ejemplares masculinos de la escuela les atraía la carne fresca. Y, ¿qué más fresco que yo, la chica nueva? Bueno, nueva hacía siete meses lo era, ahora ya no tanto. Sin embargo, al ritmo al que cambian las cosas en Forks, supongo que aún soy nueva. Novísima… Para ellos. En el caso de Tyler, su interés no era sólo por el “trofeo”, sino también por venganza a su ex novia, Lauren. Nuestra relación la hacía odiarme por consiguiente y eso no ayudaba mucho al asunto de la vida social en la pequeña escuela de menos de 400 estudiantes. Jamás me agradó que me considerasen un trofeo, y Tyler con su fingida sinceridad me había hecho creer que eso no era lo que le importaba.
La manera mediante la cual me dí cuenta de esto fue algo graciosa, y estúpida, de paso dicho. A los pocos meses de ser novios –aproximadamente unos dos y medio– Tyler ya me pedía sexo. Yo, por supuesto, no estaba dispuesta a dárselo, lo cual siempre llevaba a peleas y más peleas, gritos y lágrimas de desesperación... Y rabia. Tan sólo era un trofeo, y él se encargó desde entonces de hacérmelo sentir así. “¿Qué no tengo derechos ni sentimientos? Soy una persona, ¿sabían?” me decía, siempre en vano, cuando él o algún otro me recordaba lo que era: Un trofeo más.

**

Era una bella noche. Tyler me había llevado a cenar a La bella Italia, en Port Angeles. Ése restaurante era de mis favoritos en el puerto, pues propiciaba un romántico ambiente. En condiciones normales habría amado ir a cenar allí, pero me sentía incómoda: Estar en un lugar tan hermoso con alguien tan despreciable…

-¡Por éstos cuatro meses juntos! –dijo él, levantando su copa a modo de brindis.

Levanté mi vaso con coca-cola sin muchos ánimos. Jamás había sido buena mintiendo, y aunque me dolía tener que mentirle a alguien –incluso a alguien tan ruin como Tyler– y más sobre sentimientos. Yo seguía sumida en mis pensamientos desesperados, aferrándome a cualquier cosa buena con tal de no poner muy mala cara. El truco no estaba funcionando, lo sabía por la mirada turbia de Tyler. Suspiré alto antes de abrir la boca.

-Vamos -dije tan pronto él pagó la cuenta.
-Está bien -respondió él y se levantó de la mesa, hacia la salida. Deseé estar en algún libro de Jane Austen, o al menos vivir en ésa época: Los hombres no eran tan míseros en ese sentido entonces- ¿No venías?

Yo seguía sentada en mi asiento. Un presentimiento que ignoré me había retenido allí.

-Sí voy -respondí levantándome.

Caminamos un rato por el puerto, sumido en el silencio nocturno ya. Pronto el ambiente se hizo tan frío que pedí volver al auto. Alguna broma privada divertía a Tyler, quién sonrió maliciosamente al oírme pronunciar las palabras. Lo insté a llegar al auto, el frío empezaba a calar hondo hasta mis huesos. Apreté el paso hasta el auto, que estaba parqueado cerca al último muelle del puerto. Al llegar junto a la puerta del auto lancé un gemido exasperado: Él iba, al menos, unos 50 metros detrás.

-¡¿Podrías abrir las puertas?! -exclamé- Me voy a congelar a este paso… -agregué para mí misma en voz baja al comprobar que su ritmo no era más rápido.
-Dijiste que vendrías al auto… No que entraríamos en él -respondió Tyler a mi ruego cuando iba ya a unos diez metros de mí.

Sonrió de nuevo, y sentí mi sangre helarse: Nada que ver con el estúpido frío que sentía en mi piel. Era un frío distinto. Un frío terrorífico. A pesar del clima, Tyler se quitó el suéter que llevaba encima de la camisa. Sentí un sudor frío recorrer mi cuello. ¿Qué debía hacer? El auto estaba en un paraje casi desolado, además que a ésa hora de la noche jamás había nadie por esa zona de Port Angeles. Éramos sólo Tyler, mi miedo y yo. Pensé en correr, pero sabía que me caería. Mi ya dudoso equilibrio tendía a alterarse con mis cambios de ánimo. Con desánimo recordé que mi spray paralizante estaba con mi bolso, en el interior del carro. Quise llorar, más tenía los ojos secos. Y Tyler estaba ya a un escaso metro de mí.

-Suelo obtener lo que quiero -dijo.

Yo sabía que eso era cierto. Me había obtenido, hasta cierto punto, a mí, al trofeo. Había obtenido su nuevo carro, evitado su cambio de escuela, recibido una herencia y hecho quién sabe cuántas cosas más a lo largo de su vida, a su manera. Sentí su dedo recorrer mi nuca. No pude reprimir un escalofrío.

-Mira como me pones -dijo.

Entonces él se acercó a besarme bruscamente. Sentía el bulto contra mi muslo, y tuve náuseas de puro disgusto. ¿Tenía que ser tan burdo? Intenté quitármelo de encima, a lo que él respondió con una bofetada. Las primeras lágrimas corrieron en silencio por mis mejillas.

-¡Vamos a hacer esto! -gritó él, encolerizado.

-¡AYUDA! -grité. Se me antojaba inútil, pero yo era de esas a favor de las causas perdidas.
Recibí otro puñetazo y Tyler me tapó la boca con una mano.

-Cállate o te mataré… ¡Juro que lo haré! -exclamó.

Más lágrimas corrieron. Era inútil hacer algo ahora, aunque tal vez eso sea lo bueno de ser la hija del jefe de policía: La denuncia puede hacerse en cualquier momento, y sin salir del domicilio. Otro escalofrío: Él estaba empezando a batallar con los ajustados botones de mi camisa. Sus labios estaban en mi cuello, haciéndome sentir tan sucia… Cómo si ese cuerpo no fuese el mío.

-Ayuda… -susurré. Por suerte, Tyler no me oyó y tampoco notó mi asombro al ver una sombra en movimiento. Algo, incluso aunque esto fuese un extraño animal, cualquier cosa que me ahorrase esta asquerosidad antes de morir, sería bienvenido- Por favor…
Cerré los ojos con fuerza, y el viento me alborotó el cabello. Todo sucedió muy rápido, pues pocos segundos después me sentí libre de la presa de Tyler. Abrí los ojos asombrada, esperando encontrarme con algún animal hambriento y a punto de hacerme su cena. Lo que mis ojos veían era algo completamente distinto. Y mejor.

Estaba tras la espalda de un hombre. Él era alto, más alto que Tyler, de apariencia desgarbada que se dejaba entrever incluso en la rígida postura que ostentaba. Tyler estaba en el suelo, mirando al chico con asombro… Y rabia. Yo me situé un poco más adelante, junto al chico.
Era tan hermoso que me quitó el aliento.

Su cabello se adivinaba de un color intermedio entre el castaño y el rubio, sin caer en el típico color ceniciento, bajo la luz de la luna. Su piel era blanca, tal vez más que la mía, y se veía lisa. Los nudillos se le marcaban en los puños cerrados con un matiz aún más claro que el del resto de su piel. Bajo los ojos tenía grandes ojeras y éstos eran de un asombroso color amarillo, tirando al caramelo. Con nariz recta y una mandíbula cuadrada, era exactamente el hombre de mis sueños.

-Hazte detrás de mí -dijo el chico al notar mi presencia junto a él.
Obedecí, aunque evité perder de vista al cobarde de Tyler. Quería saborear su miedo, sentirlo.
-Vete -continuó el chico. Su voz era como el terciopelo, aunque ahora tenía un matiz rugoso, áspero. Terciopelo áspero, si es que eso era posible- Vete antes que yo mismo me encargue de hacer justicia contigo.

Sus palabras sonaban algo extrañas en el contexto actual, pero estaba embelesada. Parecía sacado de una novela y acompañado por todos mis gustos físicos encerrados en su perfecta figura de un metro con ochenta. Era mi hombre, el hombre de mis sueños.

-¿Temerte a ti? -dijo Tyler con sorna.
-Tyler… -dije con voz vacilante- Vete ya mismo… O… ¡O llamo a la policía! ¡Te darán cárcel, lo sabes bien! -dije con cierto ánimo. Ánimo fingido- Y será mejor no verte en la escuela el lunes porque se lo diré a Charlie si no consigues ese estúpido cambio.

El miedo se extendió en la expresión de Tyler. Caminé lentamente hasta situarme de nuevo junto a mi salvador, y manteniendo mi mirada más agresiva en Tyler. Ya miraría al chico después. Tyler se paró y desbloqueó las puertas del auto. Entonces me di cuenta que estaba a diez metros del carro, dándole la espalda al muelle que antes tenía al lado. ¿Cómo había llegado allí? Tyler tiró mi bolso en mi dirección. Apenas si sentí el encendido del auto y su motor alejándose. Estupefacta era la palabra que describía como me sentía entonces.

-Gracias… -balbuceé al chico frente a mí ahora- Gracias por salvarme de…

Una media sonrisa enigmática se extendió por su bello rostro. Suspiré al verlo sonreír, era algo que valía todo lo que había pasado esa noche.

-Salvarte, ¿de qué? -dijo aun sonriendo- ¿De tu subconsciente?

Todo se volvió entonces un remolino de colores y sensaciones. Sentía como si me halaran hacia otro lugar, y lo último que vi fue la cara del chico, con su enigmática sonrisa.

Me erguí de un salto en mi cama. ¿Había sido todo eso una invención de mi retorcida mente, un desesperado aviso? No sabía el porqué de mi sueño, pero me había infundido ánimos para hacer lo que no había hecho desde que mi parte valiente se había propuesto: Terminar todo con Tyler. A pesar de lo terrorífico del asunto, lamentaba que el despertador hubiese sonado tan rápido: El chico… Ni siquiera sabía su nombre. “Sólo fue un sueño,” pensaba mi parte racional, mientras que la otra se quejaba al respecto. “Los hombres así, no existen”.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.myspace.com/blackmariah_iero
Sasha Zimmerman

avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 1388
Edad : 29
Localización : Seattle, WA
Reputación : 3
Puntos de Experiencia : 943
Fecha de inscripción : 22/01/2009

Hoja de Personaje
Raza: Humano
Clan/Manada:
Salud:
7/7  (7/7)

MensajeTema: Re: Dream Lover [E & B fanfiction]   Mar Abr 14, 2009 7:39 pm

Suspiré.

¿Cómo había podido mi mente crear algo tan horrible y algo tan hermoso, juntándolo en un mismo sueño? ¿Acaso querría decir algo? Miré el reloj de nuevo, si no me apuraba, llegaría después que Tyler a la escuela y no habría manera de terminar todo. Mi parte blandengue se derretiría ante su coquetería barata. Me bañé, vestí y tomé una barra de cereal en tiempo récord antes de subir el carro y arrancar su ruidoso motor: Mi viejo Chevy era genial, pero el motor podría despertar a un muerto.
Conduje tan rápido como podían permitirme mi carro y mis aún alterados nervios hacia la escuela, y mis ya entrenados ojos para esto comprobaron la ausencia de Tyler entre mis amigos. No había llegado aún, lo cual quería decir que era mi día. El día “D”, tal y como lo decían en Treblinka los del movimiento de resistencia. Caminé hacia ellas, con la mano en alto a modo de saludo y aparté a la que podía considerar como la única amiga sincera que tenía en Forks, Angela, del grupo. Ben, su novio, nos siguió. No intenté ahuyentarlo, Ben también era de fiar, aunque no éramos precisamente amigos. No le gustaba Tyler, y aunque me consideraba simpática, me evitaba por mi insoportable novio. Bueno, eso estaba a punto de cambiar.

-Hoy lo haré -le dije a Ang- ¿Y aún no llega?
-No -respondió Ben. El chico se ponía al tanto en poco tiempo.
-¿Al fin te decidiste? -fue la respuesta de mi amiga. Su respuesta concordaba con la expresión de Ben. Estaban tan sincronizados, tal y como una pareja debería- Vaya… Es lo mejor para ti.

Angela se preocupaba por todos, incluso por el bastardo que tenía por novio. Por su lado, Tyler no ayudaba mucho, pues odiaba a Angela por estar y ser compatible con Ben. Aún así, ella sentía por el desengaño que Tyler sentiría.

-No es por nada, pero sabes que ella tiene la razón -dijo Ben con una sonrisa. Se la devolví, tal vez llegásemos a ser buenos amigos.
-¿Qué le dirás? ¿Alguna idea? Porque cuando yo terminé con Eric…

Las palabras de Angela perdían sentido a medida que mi mirada se enfocaba en cinco jóvenes que se bajaban de un Volvo plateado. No era muy diestra en eso de los carros, pero la palabra “volvo” estampada en el frente del carro era fácilmente reconocible, incluso para dummies como yo. De los cinco, cuatro estaban emparejados… Entre sí. Habían dos chicas y dos hombres, más el que fuese conduciendo que aún no bajaba del carro. Las chicas eran francamente hermosas, cada una a su manera: Una era menuda y baja, parecía un pequeño y bello duende, con cabello negro corto y parado en las puntas alrededor de su cara que parecía la de un ángel. Parecía el chico de mi sueño, en cuanto a la piel y las purpúreas sombras bajo sus ojos, que se adivinaban del color de la miel. La otra era más alta, rubia e impresionantemente hermosa. Era el tipo de trofeo que Tyler buscaría… Al menos ella estaba ya emparejada y a juzgar por el apasionado beso que se daba con el chico de cabello castaño en esos momentos, bastante enamorada. El novio de la rubia era alto e impresionantemente musculoso, con características como las de las otras dos -la piel, los ojos-, aunque aparentaba tener más edad que la de un estudiante de secundaria normal. La pequeña duendecilla estaba de la mano con el otro chico que tenía el cabello de color miel, al igual que sus ojos, y que caía en suaves ondas alrededor de su cara. Él tampoco aparentaba ser un adolescente. ¿Eran los rubios hermanos, acaso? Entonces, la puerta del conductor del Volvo se abrió y avisté una cabellera cobriza… Entre rubia y castaña. Piel pálida, mandíbula cuadrada y nariz perfectamente recta, de alta estatura. Ojos color miel.

“El chico de mi sueño… Imposible,” pensé al verlo.

-Entonces, como venía diciendo… ¿Bells?
-Ay, lo siento Ang -le dije- Me perdí… Estaba algo distraída.

Sentí el grito ahogado de mi otra “amiga”, Jessica, unos metros más allá de nosotros.

-¡Los Cullen volvieron! -exclamó.
-¿Cullen? ¿Quiénes son ellos? -pregunté a Ang.
-Son los hijos adoptivos del doctor Cullen y su esposa. Estuvieron de intercambio desde Julio pasado. La gente en la escuela adora hablar de ellos, ya que cuatro están… Juntos. No es un incesto realmente, pero muchas personas lo ven así. Y más de la mitad de las chicas están que mueren por alguno de los chicos, sobretodo el soltero: Edward.

Edward Cullen. El hombre de mis sueños.

-Pero… Los dos rubios parecen hermanos -dije.
-Lo son, de hecho. Ellos son Rosalie y Jasper Hale. Su tía es la señora Cullen y cuando murieron sus padres, hará cosa de ocho años, los adoptó y crió como hijos propios. Edward, el de pelo bronce, Alice y Emmett Cullen son adoptados por la pareja desde hace muchos años… Dicen que vivían con los Cullen cuando los Hale llegaron al hogar.

El apellido me era familiar, pero no sabía por qué. Pensé y pensé, hasta que recordé el más reciente asesinato que mi padre había tenido que atender y el doctor que hizo la autopsia: Carlisle Cullen.

-Cullen… ¿Ése no es el doctor que trabaja en el hospital y además colabora con la policía? -pregunté.
-El mismo -dijo Ben.

Los cinco pasaban cerca a nosotros. Yo los miraba, con fingido desinterés. ¿Acaso Edward se había salido de mi cabeza anoche? ¿O estaba ya realmente loca? Si no, ¿cómo había podido soñar con él antes de conocerle? ¿Qué estaba mal conmigo? Como es de suponer, detallaba a Edward. Los otros cuatro eran hermosos, pero a mi me interesaba el que se supone era parte de mi subconsciente, no del mundo real. Cada vez que lo miraba me parecía más perfecto, más irreal. Oí risitas bajas de Angela que me sacaron de mi ensimismamiento.

-¿Qué sucede? -pregunté.

Ben y ella se miraron.

-Edward te está mirando -dijo ella.

Negué. Ese chico, más parecido a alguna estatua de mármol dedicada a algún dios pagano olvidado luego por sus devotos, ¿mirándome a mí? Lindo chiste, a decir verdad. Pero, al volver mi mirada a los Cullen, noté como sus preciosos ojos color amarillo tostado se fijaban con dureza y determinación en mi rostro. La sangre subió a mis mejillas, dándome mi odiado rubor, completando la escena. Sus ojos denotaban curiosidad… Como si hubiese algo extraño en mí.

---------
El cosiaco me dijo que el mensaje era muy largo... Hasta ahí va la primera parte del capítulo 1 xD
El título y el subtítulo vienen de una canción de The Academy Is, llamada Slow Down (xD... La recomiendo Razz)
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.myspace.com/blackmariah_iero
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: Dream Lover [E & B fanfiction]   Jue Abr 16, 2009 8:20 pm

OMG Sashaa! *---------* me encanta, mujer! *corre y salta emocionada* xD waaa y ademas te gusta The Academy Is x3 te adoro xD
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: Dream Lover [E & B fanfiction]   Jue Abr 16, 2009 8:37 pm

Me gusta Sasha! escribes bien! ^^
Volver arriba Ir abajo
Anne Heaven

avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 2162
Edad : 25
Localización : En la séptima nube....
Reputación : 3
Puntos de Experiencia : 1145
Fecha de inscripción : 21/01/2009

Hoja de Personaje
Raza: Humano
Clan/Manada: Ninguno
Salud:
7/7  (7/7)

MensajeTema: Re: Dream Lover [E & B fanfiction]   Vie Abr 17, 2009 12:37 pm

Me gusta pero no puedo evitar pensar que eso está raro.... Razz >Tyler y Bella como que me dan es pero risa... Razz
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://heroes-rol.forosactivos.net/
Sasha Zimmerman

avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 1388
Edad : 29
Localización : Seattle, WA
Reputación : 3
Puntos de Experiencia : 943
Fecha de inscripción : 22/01/2009

Hoja de Personaje
Raza: Humano
Clan/Manada:
Salud:
7/7  (7/7)

MensajeTema: Re: Dream Lover [E & B fanfiction]   Vie Abr 17, 2009 1:56 pm

A decir verdad, tenia gadejo ese dia... Y no sabia con quien poner a Bella mwahahaha... Con Mike me dio pesar (además que se parecería mucho a una historia de Su Broderik que publicó en FanFiction.net ^^U) y con Eric como que NOP xDDDDDDDDDD

Ya tengo la segunda parte lista, pero tengo que empezar el siguiente pedazo para poderles subir eso.. Mwahahaha :lol!:
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.myspace.com/blackmariah_iero
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: Dream Lover [E & B fanfiction]   Vie Abr 17, 2009 2:11 pm

No me agrada Tyler en ningun sentido...Esta espectacular!!!! Sasha pon otro pronto...pliiisssss!!!*Salta como una ninita pequena*
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: Dream Lover [E & B fanfiction]   Mar Abr 21, 2009 6:15 pm

Sashaaaaaaa! T________T ya quiero saber como sigue! >.<
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Dream Lover [E & B fanfiction]   

Volver arriba Ir abajo
 
Dream Lover [E & B fanfiction]
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Torneo Dream Match Tennis Versión 2.13
» [Inazuma Eleven]My Dream Come True~
» Dream Of Californication {Afiliacion/Elite}

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
 :: Off Topic :: Fan Fiction-
Cambiar a: